Davisa

Coches de ocasión

Consejos para organizar tu maletero en vacaciones

Si quieres evitar que tus vacaciones de verano comiencen con estrés y mal humor te recomiendo que sigas leyendo estos consejos para organizar tu maletero de cara a ese viaje que llevas tanto tiempo planeando.

Tu coche ha pasado la revisión, el GPS tiene almacenadas las indicaciones, el alojamiento está confirmado, las excursiones programadas y todos estáis ansiosos por salir de casa. ¿Qué falta? Lo más básico: Organizar el maletero.

El peso

La distribución del equipaje tendrá consecuencias sobre la estabilidad del coche, el consumo de combustible e incluso repercutirá en una hipotética situación de frenado de emergencia. Para mayor eficiencia:

– Los bultos más pesados siempre van debajo para mantener el centro de gravedad del vehículo lo más bajo posible.

-Las maletas grandes y rígidas, al fondo. Así se amortiza el espacio.

-Equilibra el peso del maletero compensándolo a uno y otro lado.

-No te dejes llevar por el “¿y si…?” y trata de no llevarte contigo objetos innecesarios.

-Solo en caso de estricta necesidad, echa mano de la baca. Mejor si es tipo cofre cerrado, que es más aerodinámico.

Consejos sobre seguridad

Un maletero correctamente cargado es una garantía de seguridad para no comprometer la estabilidad del coche.  Por ello te recomiendo lo siguiente:

-Nunca pongas maletas en el habitáculo a menos que vayan sujetos con los cinturones de seguridad.

-Aunque tu coche sea potente y robusto debes de tener muy claro cuál es el peso máximo autorizado para él.

-No coloques nada en la bandeja trasera del coche. En caso de accidente puede ser mortalmente peligroso. Si es necesario, utiliza una red protectora para sujetarlo.

Sea como sea tu tipo de escapada y los acompañantes que vayan contigo, seguro que entre los Coches de ocasión de Davisa encuentras un modelo de Mercedes Benz que se adapte a lo que necesitas. ¡Disfruta del verano!

Compra tu Mercedes de ocasión con Davisa

Cuando decidimos comprarnos un coche, siempre dudamos si comprarlo nuevo, recién sacado del concesionario o gastar nuestro dinero en un coche de segunda mano. Nuevo o de segunda mano, ¿cuál es la mejor opción? En Davisa te damos algunas claves.

Frecuencia del cambio

Si te gusta de coche, tu mejor opción es un coche de ocasión. De esta manera será más económico y práctico y te costará menos deshacerte de él.

Flexibilidad

Muchos de nosotros queremos ciertas características sí o sí que ocasionan la subida de precio tanto de primera como se segunda mano. Si quieres adquirir un coche de segunda mano y no eres flexible, te aconsejamos que lo compres nuevo, pues será más rentable.

Presupuesto y financiación

Esta es la mayor piedra en el camino que te puedes encontrar. Está claro que cuanto más dinero dispongas, menor financiación necesitarás. Eso sí, siempre que no dispongas de éste, estarás más dispuesto a financiarte un coche nuevo que uno de segunda mano, por la seguridad que conlleva esto.

Demanda

El precio depende de la demanda, y un coche muy demandado de segunda mano puede costarte más que nuevo. Si tienes claro que quieres un coche de segunda mano, elige uno de mayor tamaño o características más simples para que te salga más económico.

Sin duda, lo que más nos preocupa al comprar un coche de segunda mano son las condiciones del vehículo, el trato que ha tenido anteriormente y, sobre todo, que no nos “vendan la moto” (en este caso, el coche).

Con Davisa te aseguramos que esto no te va a ocurrir. Somos un concesionario de confianza, pues buscamos siempre la máxima calidad en nuestros productos, ya sean nuevos o usados. Adquiere ya tu Mercedes-Benz, tu vehículo de confianza.

10 consejos para comprar un coche de ocasión

Cuando vayas a comprar un coche de segunda mano debes tener especial cuidado en la revisión del mismo, tanto externamente como en su interior. A continuación te daremos 10 claves que evitarán que te lleves una sorpresa desagradable, permitiendo que la compra que hagas sea la adecuada:

1. Cristales, lunas y espejos

  • Roturas del cristal o descolgamientos.
  • Picaduras y fisuras mayores de 1,5 cm y visibles desde 1 m.

2. Suspensión

  • Ruidos metálicos anormales.
  • Desnivel pronunciado de la carrocería.
  • Balanceo excesivo.

3. Faros, luces e intermitentes

  • Fisuras e impactos.
  • ¿Los dispositivos son homologados (por ejemplo: xenón)?
  • Roturas en las tulipas de protección que pueden afectar a la proyección del haz de luz.

4. El motor

  • Arranque normal.
  • El sonido del motor a ralentí debe ser regular.
  • Ruidos anormales en el vano motor.
  • Sonido extraños al acelerar sobre las 5.000 rpm.

5. Los frenos

  • Que no haya hundimiento excesivo del pedal.
  • Que no existan ruidos extraños al frenar.
  • Tensión del freno de mano.

6. Pérdida de líquidos

La falta de estanqueidad de los circuitos es uno de los problemas más habituales. Las fugas y manchas de líquido pueden tener su origen en:

  • Sistema de frenos.
  • Circuito del aire acondicionado.
  • El motor.

Recomendamos dejar el coche aparcado por al menos dos o más horas en algún sitio e inspeccionar luego el suelo en busca de goteos, así como el inferior de la carrocería.

7. Dirección

  • Bloqueo del giro del volante en algún punto.
  • Holgura o dureza excesiva.
  • Fijación incorrecta del volante.
  • Ruidos de la dirección mecánica y asistida.
  • Paralelo incorrecto.

8. Interior

  • Deslizamiento irregular de los cinturones.
  • Roturas o cortes en la cinta del cinturón.
  • Fallos en los anclajes.
  • Quemaduras o manchas.

9. Carrocería

  • Arañazos y fisuras grandes que atraviesen la pintura y dejen al descubierto la chapa.
  • Indicios de corrosión.
  • Abolladuras mayores de seis centímetros.
  • Cambios en la tonalidad o en la textura de la pintura, marcas de posibles golpes.
  • Estado de las juntas de goma.

10. Paragolpes

  • Rozaduras o arañazos.
  • Mal fijado o descolgado.
  • Roturas o falta de material.
  • Aspecto de no ser una pieza original (diferencias sutiles).
  • Reparaciones con pintura.

Finalmente, nos gustaría mencionar que es normal que los coches de segunda mano tengan defectos. Un coche sin ningún problema es nuevo. La identificación de los problemas es importante al momento de negociar el precio y cuantificar cuánto dinero deberá invertir el comprador para devolver el coche a un estado funcional adecuado o de conveniencia.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información sobre las cookies.

ACEPTAR
Aviso de cookies